A ti.


Capricho... que línea tan delgada de cruzar y confundir con el Amor. Muchos se preguntan por qué un niño perdona a sus padres todo, por Amor. Que los animales, benditas almas Sagradas, nos guían y lo hacen por el mismo cometido. 

Sé que estáis preocupados por mí... . Mi historia hace mucho que debió de escribirse y la tenéis que continuar vosotros, lo sé. La sangre bombea tanto que duele, reconociendo el acto que cometí por haber bajado hasta aquí. Sé que me avisasteis, hoy os pido Perdón... no pretendía ser un sacrificio. Solamente quería vivir, una vez más por mi Amor. Y está bien, es perfecto. Sé que todo lo que pase, estará bien por mí.

Quiero que quede claro algo... no somos víctimas, no. Ningún animal, ni los niños, ningún Ser elemental, ni nuestra Madre Tierra... nosotros hemos elegido esto, aunque sí, podemos ser ''traviesos''. Sólo queríamos vivir una ''última'' vez más. Muchos lo seguiremos intentando, porque Amamos Incondicionalmente la Vida. Y muchos, lo interpretarán como un sacrificio, como un capricho, todo a una imagen de lo que se cree, genérica; aunque cada uno tenemos nuestra Verdad en común por casos e historias distintas. Muchos, incluso nos revelamos allí arriba; me incluyo y por eso por fin comprendo que jamás encajaré en este lugar, por muy parecida que sea a vosotros. Por eso parece que esté viviendo reto tras reto, un Infierno, ya que hace mucho que la Tierra dejó de ser una escuela, por lo menos para mi Alma. 

Haber escogido la Vida, pero no poder vivirla... Veo que muchos de mis hermanos se perderán en la nada. Niños y delfines que intentan quitarse la Vida por no poder Ser ellos mismos... ¿sientes eso? Deja de creerte que están jugando.

Recordad vuestro Eco de Amor y vuestra Fe. Recordad vuestra propia Maestría. Levantaros, por vosotros mismos aunque no podáis ver a vuestro Amor alrededor. Está ahí... está, dentro de cada uno de nosotros. Por favor, por todas las Almas que gritan desde la Oscuridad que han sufrido por el nombre del Amor... cerrad los ojos y reconocedlo. Recordad que sois Pureza encarnada. Sois ángeles, no caigáis en la trampa de que os hagan creer lo contrario. 



Texto escrito por:
Ainoa Bravo Rodríguez 

Comentarios

  1. Un texto muy profundo has escrito, de esos que te hacen pensar más allá de lo que se lee. Solo puedo decir que la vida hay que vivirla, porque todo fin llega cuando debe llegar. Por cierto, tus entradas aparecen con desfase, recién hoy me aparecen varias tuyas.

    Dulces besos Ainoa y dulce semana.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Qué bonito el texto, me ha gustado mucho, gracias por compartirlo!
    Besos :3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares