Cuándo cierro los ojos...


... puedo bailar en un círculo de hongos castaños. Dándole la bienvenida al frío, a la humedad del Invierno que se asoma.

Los cánticos nacen de un mundo que yace en mi corazón. Están tan vivos como tú y como yo. Quizá más vivos, porque no pueden desconectarse de su esencia, del Ser. Eso, es algo que en cambio sucede mucho entre seres humanos. 

El agua, vibra pura queriendo eliminar lo tóxico que nos desconecta.

Cuando cierro los ojos... vuelvo a mi hogar y los seres de luz, que me abrazan. Los seres que habitan en mí, mientras yo sigo creando en su mundo. Los seres que conocen más de mí que yo de mí misma. El valle de mi Amor, el valle de mi Sombra y dónde nace mi Todo de mi Nada. 


Ainoa Bravo 

Noa

2 comentarios:

  1. Cuando cierras los ojos, cuando sientes, cuando eres vida.

    Dulces besos Ainoa y dulce mes.

    ResponderEliminar
  2. No dejes de bailar, no dejes de ser tu y no dejes de escribir. Un abrazuco

    ResponderEliminar