Extremos

 Llevo arrastrando éste libro, desde hace más de 17 años.











Mi padre, es un Sagitario... siempre fue un alma muy libre. Quizá, demasiado para ésta Sociedad tan reprimida y limitante.


Éste libro es uno de los pocos regalos que recibí de él y no, él no lee. Así que no tiene ni idea de la sincronía que hay detrás de éste regalo.


Pude haberme quedado sin padre. Y eso pudo haber sido peor, que vivir sin él, pero sabiendo que ahora vive... . Gracias por querer vivir después de todo. 


Te libero de toda culpabilidad papá. Todo por lo que pasaste, todo por lo que vi y pasé, me ayudó, me fortaleció. No me debes nada, yo no tengo que ser tu carga. Tú, te tienes que deber a ti mismo, como yo a mí misma. 


Con 11 años le dije a un juez 'Quiero mucho a mi papá, pero sé que no puedo estar con él porque está enfermo'. Con los años pude verte salir de la oscuridad, fuiste muy valiente. Fuiste un gran ejemplo revolucionario para mí. Así que luché y tragué mucho, para estar cerca de ti. Hoy ya no es mi lucha. Probablemente no será en esta vida, que puedas ver cómo te comprendo, cómo te siento, cómo entiendo tu esencia y tus extremos. 


Espero, que algún día puedas reconocerte en mí, como yo me reconozco en ti, aunque todavía te incomode un abrazo mío. Te quiero más libre que ahora, ojalá lo seas, para sanar heridas. 


Te manda mucha Luz y Amor.


Tu hija,


Ainoa Bravo Rodríguez








Noa

5 comentarios:

  1. Muy emotivas palabras para tu padre y con un sentimiento de amor muy grande.

    Dulces besos siempre Ainoa.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso tu texto Yo recuerdo al mio y si bien lo admiraba y queria tuvo sus encuentros con la vida que quedaron dentro de mi y escribiré algun dia

    ResponderEliminar
  3. sólo por tu texto, puedo opinar que tu padre no sólo te transmitió sus genes si no su esencia y manera de ser, puede sentirse orgulloso. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un texto realmente emotivo. Ojalá se cumpla tu deseo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No debe ser fácil sentir y decir palabras de este calibre. Celebró tu fortaleza. Un abrazo

    ResponderEliminar