Soy la más normal

 Nunca quise ser madre. Pero he terminado siendo madre.


No os equivoquéis. Mis hijos son muy deseados, los dos.


Lo que quiero decir es que nunca creí que lo sería o más bien, que me atrevería a serlo. Nunca creí en la familia, me sobraban motivos y razones para no creer.


Tampoco creía en las relaciones. Aunque mi corazón no quería rendirse... . Me preguntaba una y otra vez, '¿si yo soy capaz de amarme y dar todo de mí por qué no va a existir aunque sea un alma en ésta infinidad que sepa hacerlo?'


Para estar conmigo hay que tener mucha paciencia. 


Sé que siempre he sido muy segura en mis decisiones, pero no nací entre estructuras sólidas. Así que, ¿qué clase de madre iba a ser yo? Pero a la mierda. Dejé de hacerme preguntas y tener tanto Miedo de tener una familia. Se convirtió en la mejor decisión de mi Vida.

Comencé a hacerme nuevas preguntas, a experimentar las posibles respuestas y joder, no soy perfecta, pero Soy mi mejor versión. A veces me sorprende en quién me he convertido. Ser lo que nunca vi, ni me acompañó.


Mis hijos tienen todo lo que yo deseé y me encanta. Me encanta poder haber sido el puente de luz para ellos. Sé que siempre aparecerán nuevas formas de queja. Siempre habrá inconformismo, me río mucho de ésto a la vez que mi serenidad está a prueba.


¿Ésto quiere decir que ya no tengo Miedos? En absoluto. Veo que mis genes están en ellos.


Ser observadora de algo así, a veces asusta un poco. Pero si el Universo me ha confiado a dos almas tan puras, es porque puedo ser mejor de lo que a veces he creído. 


Todos están como una cabra. Tengo una familia completamente loca.


Pero yo... soy la más normal. 


Ainoa Bravo



Noa

9 comentarios:

  1. A mi me pasa lo mismo, en general no me gustan los niños ni pensábamos ser padres pero al final decidimos tenerlos y tengo dos hijos a los que adoro. Me ha encantado tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Solo puede decirte que de tus palabras desprenden felicidad y eso es tan bonito que sobran las palabras ..Besos reina .

    ResponderEliminar
  3. Partiendo porque nadie es perfecto y porque nadie tiene un manual de vida en sus manos, todos vamos aprendiendo, viviendo y sorprendiéndonos en la vida, derribando miedos o no, descubriendo que somos capaces de muchas cosas, finalmente creciendo. Tienes una hermosa familia, porque así eres tú, tu amplia sonrisa y tus vivos ojos lo dicen.

    Dulces besos Ainoa y dulce semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, te entiendo perfecto. Ser elegida como madre es una gran responsabilidad,pero parece que la estás llevando muy bien. Felicidades 🎊. Te mando un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  5. Siempre decimos cosas que muy probablemente acabaran pasando.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Ser madre es una gran responsabilidad y además tiene que ser para toda la vida aunquemlos hijos vuelen del nido.Tengo dos hijas que ya han formado su propio hogar pero sigo ejerciendo de madre cada vez que me necesitan.Besicos

    ResponderEliminar
  7. A veces, lo impensado, lo inesperado, puede ser lo mejor.
    Y lo indicado es no hacer caso a los orígenes.

    Un gusto volver a leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. HOla
    ¡Qué bella entrada! Lo cierto es que no hay respuestas correctas, solo afrontar la vida y vivir lo que sea. Creo que serás la mejor madre para tus nenes, porque son lo que tu amor los hará ser
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  9. Holaa!! me ha encantado lo que has escrito y tu forma de expresarte es muy buena. Gracias por compartir esta entrada.

    Blessings!!

    ResponderEliminar