Y tal vez...

... sea la calma, que espera el resurgir de mi lado más salvaje y profundo.



En ésta estación, nuestros corazones están que arden. Latiendo tan conectados, haciendo de lo imperceptible, perceptible.


 Cuando sabes a dónde perteneces... lo sientes. Se enciende algo en ti. Recuerdas, anhelas que todas las manos que le toquen lo hagan con Amor, Respeto, Honestidad, Pureza, sin posesiones, ni juicios. 


A veces te miraré entre las Sombras, otras te veré desde mi Luz, desapercibida. 


Sé que yo no siempre podré tocarte, pero en mi Eternidad si amarte. Te perfilo, te dibujo, te escribo, te sueño, te canto, te siento, te pienso, te deseo, te nutro en mis silencios y agradezco... a todos los ojos que saben ver esa Inmensidad interna, que yo veo.


Que los árboles bailen, ondeando y llevándote mi canto, mi Amor hasta ti...


🍃


Ainoa Bravo

Noa

3 comentarios:

  1. Elevar el amor es una entrega inmensa. Cada dia mejor, cada cia escribes mas bonito. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito escribes!!! Y cuánto sentimiento hay en tus palabras!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Que afortunado ese árbol y Lyon disfrutando de la naturaleza. Hermosas palabras dignas de ti.

    Dulces besos Ainoa y dulce semana.

    ResponderEliminar