Hablando un poco de la Saga Crepúsculo y de la transformación.




 Ayer, después de muchísimos años he vuelto a ver las películas de ''Crepúsculo'', ''Nueva Luna'', ''Eclipse'' y Amanecer; parte uno y parte dos. Iván no había visto las películas, bueno, sólo la primera, por lo que una maratón parecía ser una buena idea. Últimamente, como pasamos tanto tiempo en casa es lo que más nos apetece hacer, eso y limpiar en mi caso. Pero limpiar... ya lo hice ayer todo también. 

Cuándo volví a ver esas películas no pude evitar recordar a mi yo del pasado, esa que conocistéis vosotros por aquí también. 

- Cuidado, contiene Spoiler-.

 Que lejana me siento ya de esa chica, tanto como Bella de ella misma cuándo se convierte en vampiro después de haber dado a luz a Renesme. Cuándo una mujer trae un hijo al mundo, una gran parte de ella queda atrás y otra nueva parece florecer; a veces hasta duele. Duele porque no te reconoces, te pierdes un poco, de repente todo tu mundo se balancea, las personas de tu alrededor incluso también cambian. Todo cambia, hasta tus gustos. 

En mi caso pasé de desahogarme casi siempre escribiendo, trabajar escribiendo a... sentir náuseas si escribía de nuevo. Eso, en el fondo me mataba, pero a la vez tenía que aceptar qué es lo que el cuerpo me estaba pidiendo en el tiempo presente; la sencillez, vivir más despacio, empaparme de las nuevas emociones para abrazarlas un poco, comprendiéndolas sin soltarlas tan rápido entre palabras; las necesitaba dentro de mí, ocultas. Necesitaba recordar cómo sentir de nuevo. Sí, otra vez. Curioso que cuándo crees que has hecho todo el trabajo, vuelve a pasar, algo se te cierra y no sé muy bien por qué; quizá es un estado, un modo acción-reacción que tiene tu propio cuerpo para protegerte.

Nunca me gustó la elección de Bella. Yo siempre hubiese escogido al enfadica y cálido de Jake, porque Edward me parecía un tanto manipulador, mentiroso, algo tóxico. Hubiese escogido ser humana, apreciando esas vistas de Forks, su pequeña casa con su padre reservado, esas mantas purpúreas cálidas... y esos amigos que, la verdad, ojalá los hubiese tenido yo. Pero las personas tenemos tendencias suicidas, nos gusta continuamente ponernos a prueba, hasta que luego vienen las consecuencias. 

No podemos echarle a la vida la culpa de lo que visualizamos. A veces buscamos eso, el dolor para poder sentir, por peligroso que sea, no nos importan las consecuencias de perdernos a nosotros mismos ni perder a los demás; son actos egoístas que comentemos todas las personas, nos guste o no nos guste verlo. Estoy segura. de que todas las personas que estéis leyendo esto, tenéis un pequeño recuerdo, una pequeña decisión que puede haber marcado vuestra existencia; haber tomado la decisión de sufrir o no. 

Transformación. Las mujeres nos trasformamos con y desde nuestra ciclicidad continuamente, ¿qué clase de transformación es la que yo estoy viviendo? Tú que me estás leyendo, eres testigo de ello, testigo de una transformación que aún sucede en mí. Hoy no he tenido náuseas escribiendo, puede que mañana sí o no. Puede que mañana sea una vampira o la más dulce de las hadas. Sea como sea, la transformación depende de mí.


Con Amor,

Ainoa B.


P.D: Estoy deseando, si algún día puedo permitírmelo, comprarme el nuevo libro que ha sacado Stephanie Meyer de la Saga; ''Sol de Medianoche'', os dejo el enlace por si os queréis adelantar a mí y comprarlo aquí. 💓

Noa

3 comentarios:

  1. Echaré un vistazo al nuevo libro y decidiré si lo compro. Gracias por el enlace y abrazos

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida al mundo de los vampiros. Me gusto la saga. Bueno es difícil decantarse por alguno de los dos. Edward es muy enigmático y el Jake más terrenal y fiero, no en vano es un medio lobo. Gracias por el enlace. Espero que todo te vaya de maravilla dulce Noa. bisitos para tus cachorritos muak.

    ResponderEliminar
  3. La transformación es parte del todo en que vivimos, no seríamos parte de ello si no sufriéramos también transformaciones en todo aspecto, físico, mental, espiritual. Y en esa transformación constante nos enfrentamos a decisiones que también llevan a cambiar nuestras vidas. Es una interesante visión la que ofreces sobre la saga "Crepúsculo" creo que no muchos la hemos visto de esa manera. Si decides ser Vampira te invito a volar ^,,^

    Dulces besos Ainoa y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar