Lo siento, perdóname, te amo, gracias.

Me encantaría que el mundo estuviese más limpio. Quisiera que las personas pudiesen amarse más, que se preocupasen por conquistarse a sí mismos y no tratar de conquistar tierras o otros cuerpos.

Quisiera que pudieses conocer todos los animales del mundo, antes de que se extingan, que puedas respirar un aire más puro, más fresco. Que la comida que comes no tenga nada extraño, que sea lo más sano posible porque es una forma de demostrarte que amo, que cuido de tu cuerpo; después de todo lo hemos creado con ese propósito, ¿verdad, mi amor?

Me encantaría que los libros fuesen tu segundo o tercer mundo si así lo deseas, que tus días estén rodeados de palabras emitidas por mi sonido. Palabras poéticas, palabras clásicas, palabras ocultas que te mezan cuándo las personas del mundo no sepan mecerte; o ni siquiera yo. Después de todo, sé que habrán veces que merezcas y sientas que necesitas incluso mucho más de lo que pueda darte, aunque te lo quiera dar todo, aunque me entregue del modo más incondicional que conozco. A cada segundo deseo que todos ellos no acaben nunca, ser juego, risa eterna, que jamás sientas miedo. Aunque es inevitable, por más que me duela tú tendrás tus experiencias que te harán crecer, tener criterio, tener razones para ser como tengas que ser.

Para mí siempre serás perfecto. Elijas lo que elijas, quieras gritar o no, llores mucho o llores poco. Para mí ahora mismo... siempre tienes algo que enseñarme, por muchos años que tenga de más y tú de menos, tu inocencia es mi mayor maestría, toda tu presencia de ser lo es y debe de ser respetado siempre; pidiendo paciencia para que te entendamos, te amemos, te escuchemos. Y lo siento si alguna vez no sabemos hacerlo, sólo porque no lograron escucharnos tampoco a nosotros cuándo fuimos niños. Estamos aprendiendo, te lo prometemos; tanto como tú. Sólo hay que ver el desastre que el ser humano causa, lo desconectado que está, lo poco que escucha a la Madre Tierra. Ojalá sepa hacerlo bien, guiarte para que tú sí sepas escuchar mejor; que en el fondo es más sencillo que todo éste caos.

Aprendamos a decir siempre; 'Lo siento, perdóname, te amo, gracias' y así sostenernos abrazados siempre.

Texto escrito por: Ainoa Bravo Rodríguez 

Noa

5 comentarios:

  1. Ojalá tus palabras fuese himno, mami. Un manifiesto al que me sumo. Darte la enhorabuena por esa personita que me mira con toda su inocencia y espontaneidad.

    Mil besitos, Preciosa y cuídate mucho ❤️

    ResponderEliminar
  2. Precioso texto con palabras llena de amor ..Y precioso ese bebe es para comerlo .-FELIZ SEMANA PRECIOSA .

    ResponderEliminar
  3. Palabras difíciles de pronunciar, pero cuando nos atrevemos a hacerlo nos sentimos mejor, liberados, todo es empezar. Esa mirada que nos has regalado es dulce y nos da paz. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  4. Palabras llenas de amor, de verdadero amor y poco más se puede agregar a lo que has escrito porque ya es perfecto. Y él sin duda tiene lo mejor en ti.

    Dulces besos Ainoa.

    ResponderEliminar
  5. Siempre las repito en el insomnio de estos días para tranquilizarme.
    Un beso.

    ResponderEliminar