'Mientras la ignorancia habla...' Termina tú la frase.

Algunas personas se preguntan cómo estoy llevando toda esta situación y es por ello que me he decidido a escribir. En realidad, no pensaba hacerlo. Y no es porque no 'quiera' sino, porque en realidad no encuentro todas las palabras que puedan definir toda esta incertidumbre.

Los que me conocen saben que lo llevo bien, con calma, trabajando mucho en mi interior con meditaciones, ejercicios, artesanías, dibujos... sí, todo esto ayuda a ser más consciente, a saber que todas las emociones por las que pasaré serán temporales. Pero igual que soy consciente de ésta parte, lo soy de la parte más sombría; ¿os habéis percatado de que la mayoría de madres que están apunto de dar a luz en éste escenario prefiere estar en silencio? Yo entiendo ese silencio...

Mientras un extremo vulnerable muere, otro extremo tiene que nacer a través de nosotras, es inevitable.

'Todo controlado', te dicen. Pero luego lees que la misma persona que te lo dice, está enfadándose porque las personas no hacen ni caso, que todo se sale de control, que... no, no está todo controlado. ¿Qué por qué me callo? Porque sé que no me dirás la verdad y aún así estarás fingiendo una seguridad que no existe en ti mirándome a los ojos.

¿Qué opciones se nos está dando en la Seguridad Social con respecto a esta situación? Bueno, cuándo pregunté por mi caso concreto la respuesta fue 'Todo depende de tu situación económica familiar'. Y sí, de nuevo te callas, porque sabes que tu abuela o tu bisabuela, tus ancestras, no tuvieron que depender de la economía para parir con compañía, con confianza. Hoy en día, si quieres parir en tu casa, ese 'respeto' hacia tus decisiones, hacia tu cuerpo sin invasiones, sin miedo; cuesta un alto precio.

Yo siento una plena confianza hacia mi cuerpo, siento mucho respeto por él, le cuido y por supuesto... lo defenderé siempre, desde la paz que siento, desde mi propia seguridad. El dolor no me asusta, es más, comprobé en mi primer parto natural que puedo entrar en una alteración de consciencia gracias a la respiración y la autorelajación. Se lo merece. Merece mi respeto y el de todos, vivamos en la situación que vivamos y que mi parto no merezca más o menos por tener una situación con privilegios. 

El Gobierno sé que no va a tener en cuenta cómo nos sentimos. Sólo hablarán como mucho de ciencia, de si un bebé que nace se puede infectar o no en el caso de que la madre esté contagiada; más miedo, vamos, pero sin buscar medidas, soluciones para evitar esta exposición para la vida. 

Se necesita hablar de más 'historia real' de cómo parían las mujeres, sí, algunas incluso con placer. Pero eso de calmarnos como que no interesa... ¿no? 

¿Qué cómo me siento? Creo que lo podré explicar mejor después de vivir mi segunda experiencia, sin expectativas, sin... probablemente el apoyo físico de quién me necesita y necesito; pero con un apoyo espiritual y familiar que me susurran tranquilidad por todos los poros en cada inhalación y exhalación que me brinde llegado el momento mágico. Porque sí, sea el escenario que sea, dar vida seguirá siendo mágia entre el caos. 

Texto escrito por: Ainoa Bravo Rodríguez 


Noa

8 comentarios:

  1. Tomes la decisión que tomes, solo te puedo dar mi enhorabuena por esta segunda experiencia... la maternidad es dar vida y eso es pura magia, Noa.
    Que todo vaya muy bien, que irá.

    Mil besitos con mucho cariño y cuídate ♥

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de esta segunda experiencia Noa , lo ignoraba pero me da mucha alegria por ti ..creo como bien dices que el nacimiento es algo natural y debe ser por encima de todo re lindo y feliz ..Cuidate cielo un besazo .

    ResponderEliminar
  3. Hermosa Noa, con la confianza y el espíritu lleno sucede la magia, así que no temas porque todo saldrá bien. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Mientras la ignorancia habla la sabiduría escucha, de todo se puede aprender aunque sea a no repetir los errores. Dar vida es lo mas grande que hacemos las mujeres, cada vez que nace un bebe es la constatación de que Dios sigue confiando en la humanidad. Todo irá bien y cuando llegue el momento aun irá mejor. Abrazos de colores

    ResponderEliminar
  5. Incertidumbre, eso es lo que abunda en estos días ante la situación que vivimos. Y en tu estado no es para menos, surgen dudas y parece que el foco está en otro lado. Solo puedo decir que me alegro de que crezca tu familia y deseo todo vaya bien para ti y tu futuro hijo. Que estés muy bien Ainoa.

    Dulces besos y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Eres una mujer única y valiente y todo va a salir bien. Me ha encantado tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece (es Relatos y Más, es que aparecen dos en el perfil).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Noa... Vengo de blog de Campirela , ya que te leí anoche pero como era tan tarde
    la verdad es que no medio tiempo a comentarte , y tengo que decirte , que lo primero es darte la enhorabuena por esa nueva vida que vas a traer al mundo , ya que como suelen decir los sabios ante la adversidad , y las dificultades la vida se abre camino , ya que detrás de una muerte siempre nace una nueva vida , ya que es el ciclo de la vida , yo estoy segura que esa nueva vida te colmara de dicha y felicidad , ya que el mayor regalo que le puede hacer dios a una madre , es alumbrarla con un nuevo hijo , y se que todo va a salir bien , tú ten fe en dios , ya que el nunca nos abandona , y te digo como mi amiga de arriba Rocio tizón , me quedo también de seguidora tuya , ya que me gusta lo que aquí he leído.
    Antes de marcharme me gustaría compartir esto contigo , ya que se que te va a gustar o al menos a mi si que me gusta , ya que con ella encontré respuestas que en su día no vi , y ahora lo comprendo mejor , te deseo una feliz semana , recibe un cordial y afectuoso abrazo sincero de Flor.
    Es de Youtube.... https://youtu.be/54HBnB5RD7E

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola guapa!
    Es una situación nueva y muy difícil. Ojalá puedas estar acompañada el día de tu parto, que puedan ofrecerte todos los cuidados que necesites y ante todo, que a ti te atiendan bien.
    Es una lástima que en un momento tan bonito como el que vas a vivir, tengas que tener esas preocupaciones y nervios...es injusto.
    Cruzo los dedos y encenderé unas velitas por ti.
    Un besote y ánimo

    ResponderEliminar