Mujercitas de Mary Alcott

 Hace unos años subí al sótano de mi abuela. Ahí fue donde me encontré con esta joyita tan antigua, con sus personajes de ''Mujercitas'' aguardándose entre páginas para hacerme disfrutar más tarde con sus teatros.

Alguien me dijo que sería un libro que disfrutaría especialmente por las fechas de Navidad, pero yo siento que más que por estas fechas... lo he disfrutado por el ambiente frío que da y todos los consejos que siguen nuestras protagonistas.

Para quién no haya leído este libro, ha de conocer el nombre de las cuatro principales de la portada; Beth, Amy, Meg y Jo. En la historia, aunque no dejan de aparecer las cuatro en todas las páginas, no he podido evitar percibir que Jo tenía cierta prioridad por la personalidad destacable que tiene en comparación a todas sus hermanas.

Algo que he apreciado mucho, es la relación tan estrecha y unida que se tienen entre ellas, sobre todo con la Sra. March, la madre. Me encanta la educación que les da a estas mujercitas y cómo les cuenta historias para hacerles ver algunos de sus defectos.

Que ya que hablo de los defectos, también he de decir que son muy conscientes de ellos. Me he dado cuenta de que hacen todo lo posible por perfeccionar su personalidad, tratando de corregirse a sí mismas aquello que les puede molestar en su modo de actuar o que alimente de mala manera su conciencia.

Volvería a leer de nuevo esta historia, veré todas las películas que se basen en el libro incluyendo la serie de dibujos animados. Hay historias que no deberían de perderse nunca por muy sencillos que sean los diálogos. Sencillos, pero que transmiten tanto.

Agradezco muchísimo que la historia estuviese en el sótano.

Noa

14 comentarios:

  1. Los sótanos pueden guardas muchas sorpresas, no he leído el libro aunque conozco de él y es un clásico por supuesto, llevado al cine también.

    Dulces besos Ainoa.

    ResponderEliminar
  2. Es un libro que he leído alguna vez. Tal vez cayó un poco en el olvido.
    Creo que se destaca Jo March.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tanto la novela como la película <3

    ResponderEliminar
  4. Nunca lo he leído. Los sótanos tienen cosas mágicas, sin duda
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo lo leí hace muchos años y me encantó. Tanto, que también leí "Hombrecitos" y "Los hombrecitos de Jo". Jo era mi personaje preferido, por lejos. Besotes!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Noa, el valor de lo escondido, de lo no visto.....esa imaginación abriendo baúles.
    Gracias mami, pasa buen día, besos soterrados..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho en ese sótano la verdad... .

      Gracias a ti Javier <3 Tengo que mandarte unas fotos pronto.

      Eliminar
    2. Hola Noa, cuando quieras....ya sabes dónde camino...
      Buena tarde, besazos.

      Eliminar
  7. Buenas mi querida Noa , hoy nos traes una joya de la literatura en ella se ven tan bien reflejados los valores que dan a sus hijas . La relación de casi perfecta y cada una de las hermanas diferentes eso es lo que hace que te entregues a la lectura ver como sus vidas cada una las guía por distintos caminos . Un obra de arte y todas las versiones que han hecho han respetado (eso si con algunos cambios) el libro .
    Un abrazo grande y espero que esa barriguita vaya creciendo un besote grande grande.

    ResponderEliminar
  8. lo leí hace unos años y tengo ganas de releerlo, pero debo encontrar el momento porque era un pelín largo. creo recordar que mi favorita era la hermana pequeña, tenía una ingenuidad que resultaba entrañable y simpática.
    besos!!

    ResponderEliminar
  9. No me puedo creer que no hayas visto este libro hecho película en la tele, asi siempre le reponen en Navidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo comentó mi suegra este año, pero me temo que llegué algo tarde ante la novedad... .

      Eliminar
  10. Lo leí hace unos meses solo, y aunque es juvenil, género al que no me acerco, me pareció tan entrañable......
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Este libro es uno de mis eternos pendientes.
    Un saludo
    El desván de las mil y un

    ResponderEliminar