El tabú de guerra femenina.

A lo largo de mi existencia, he conocido personas que se han estado preocupando por su peso de manera extrema; ''que si engordo o si adelgazo''.
Tengo que reconocer, que nunca me he atrevido a comentar en casi ningún tipo de queja, porque llego a sentirme culpable por ser como soy. Joder, porque yo como lo que me da la gana y no engordo; parece el sueño de cualquier persona. Me limito a callar y asentir cada vez que señalan a alguna mujer de una revista creyendo que tienen un buen cuerpazo. Porque, para qué voy a decir nada... . Yo veo un escote, un abdomen con su cara bonita junto con mucho trabajo detrás que a mí especialmente me estresa, y más que desear su cuerpo me fijo en el estilo de la ropa que lleva; aun así no tengo nada que desear y a la vez nada que juzgar.
Aunque no lo parezca, en ocasiones me he visto señalada por las mismas personas que tienen problemas de autoestima. He recibido frases tipo:
Ilustración de: Inkultmagazine
''Hostias, pues comes muchísimo, ¿cómo es posible que estés tan delgada? Qué suerte, ¿no?''
Y otra frase tipo:
''Deberías de comer más, estás muy delgada.''
Es desconcertante. A ver si me entendéis, porque yo en cambio no he comprendido esa contradicción de dichos argumentos. No es algo que me obsesione porque estoy genial con mi templo pero... quién a veces suelta la segunda frase escrita lo suele hacer por envidia, pisándome para sentirse mejor consigo misma/o. Y casi siempre sé que es por eso porque, antes de soltar esos comentarios sin sentido, con otras personas han tenido otras conversaciones donde dentro de su diálogo existe una cuestión típica: ''¿Crees que estoy gorda?''. La otra persona, obviamente le dirá que no y hasta yo soy de las que dicen ''No, estás perfecta''. Pongo la mano en mi pecho y si hace falta jurar, juro que lo que digo lo pienso de verdad y no lo hago por subir la autoestima de nadie. Y cuándo sucede, esos momentos en los que me han soltado las dichas frases anteriores escritas, me quedo callada por temor a que esa persona se sienta herida... y por respeto a ésta ya que, por mucho que una persona tenga unos kilos opuestos a los que yo tenga y esas chorradas, no me parece en absoluto inferior a lo que yo soy.
Sé que existen esos revuelos de imágenes donde colocan imágenes de mujeres con mayor peso y causan sensación diciendo: ''Mejor gordita para tener donde coger cacho, que ser una flaquita seca'' o qué sé yo. ¿Para qué competir entre mujeres? Lo veo absurdo... .
Por mucho que me hayan echado balas diciéndome que estoy delgada, queda decir que quién haya estado conmigo y me conoce sabe de sobra que también tengo mi culo y mis caderas. Igual que todas las personas sanas del mundo. Me toca algo la moral que se utilice el adjetivo de ''delgada'' como sinónimo de ''enferma/o''. Igual que no me gusta que gorda/o se use para dictaminar que eres ''obesa/o''.
Si escribo ésta crítica es porque me gustaría que se dejase de insultar tanto las diferencias que hay en nuestros metabolismos y aprender a vivir con uno mismo sin tener que meterse con los demás. Que se deje de etiquetar lo que creéis que es normal o anormal, desafortunado o afortunado por tener un cuerpo u otro según las estadísticas de la belleza o prototipo que se crean, y aceptarse de una puta vez. Así seguro que os comeréis todo el chocolate afrodisíaco que queráis sin remordimientos para sentir toda esa supuesta suerte que decís que tanto tengo.


Texto escrito por: Ainoa Rodríguez Bravo

Noa

10 comentarios:

  1. Cuando te digan que estas muy delgada, redondeles diciendo que tu ERES delgada. Suele ser una buena respuesta, Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, Noa
    Me alegra muchísimo estar aquí de nuevo por tu blog, saber de tí y leerte, eso lo primero :)

    Por otro lado, decirte que este debate está abierto desde siempre pero más encendido que nunca en estos tiempos. Como bien dices, yo también lo siento como una lucha entre nosotras mismas, una tontería con todas las letras.
    Ahora bien, una distinción merece atención: la salud. Está claro que ningún extremo es bueno, y si tanto con kilos de más como con kilos de menos tu salud se ve perjudicada, entonces hay que tomar otras medidas. Pero si tu cuerpo está bien y tu estás bien ¿Qué importará el peso?
    Muchas veces nos encarcelamos nosotros mismos...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Nunca hay una media para cuestiones de físicos, o tienes mucho o te falta, la búsqueda de la perfección que no existe. El que quiera que lo haga, al menos hay libertad en eso.

    Más Dulces besos para ti.

    ResponderEliminar
  4. No dejes tu paz espiritual en manos de comentarios ajenos. O sea, pasa de todo, jajaja

    ResponderEliminar
  5. Amén hermana.
    Hay gente en este mundo que comparte su energía, y gente que necesita quitar las energías a los demás con sus comentarios y actitudes para sentirse bien. Gente tóxica, sin duda.
    No importa lo que tengas: mucho o poco, alto o bajo, grande o pequeño,... Lo que importa es lo que haces con lo que tienes. Y lo que haces, es lo que eres.

    ResponderEliminar
  6. El que esté pendiente de sus kilos; de más o de menos, es un esclavo. Estoy con Ester: no se está gordo o delgado; se ES. Y sólo se necesita inteligencia para sacar partido de lo que se tiene.

    Me encanta cómo razonas tú, oye.

    ResponderEliminar
  7. Lo importante es la salud y llevarse bien con la del espejo... lo que digan los demás está de más.
    Bienvenida Noa.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Lo primero me gusta verte o mejor dicho leerte por aquí , y contestando a lo que dices , lo cierto que es muy típico de mujeres hablar sobre el peso , pero digo yo: Lo más importante es estar sana y sentirse bien con una misma , así si estas delgada o obesa mientra tu salud no se resienta que importa lo que digan los demás.. me alegro reitero de leerte de nuevo .Un besote muy grande .

    ResponderEliminar
  9. Lo importante es estar agusto con una misma sin pensar en lo que digan los demás, porque siempre tendrán algo que decir, siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Cada uno es uno mismo y sus circunstancias. Solo es cuestión de aceptarse tal y como es, o bien ponerle remedio. Sacar el tema del peso en una conversación solo es señal de tener muy pocas cosas que contar. ¡Saludos!

    ResponderEliminar