Bastet y su apoyo maternal.

Mis pies embestían descalzos y sin quietud. Rompía, deshacía con mis avances cualquier minúsculo grano de arena. Egipto parecía un mar consumido, evaporado, un artista de montañas, pirámides en el viento. Como si la arena fuese una maqueta imitadora de cómo podrían ser unas olas; estáticas.

Me encuentro en la casa de Bastet, en la ciudad Per-Bastet. Mis dedos se convierten en huéspedes de sus paredes y misterios, los extremos de ellos rozan las rocas, los jeroglíficos... el conocimiento que tanto se desconoce pero que sin descifrar perciben.
Imagen de Pinterest: ''Deities & Demons''
Una estatua hecha de piedra de la Diosa felina Bastet se encuentra delante de mi radar y visión. Contiene una energía extraña, como si esa piedra orase consejos para captar mi atención. Mi cuerpo decide hacer caso a esa petición de reflexión, por lo que observadora; me siento en la arena. La contemplo con admiración, y la anhelación que no entiendo de dónde viene ni por qué la siento.

Cierta tranquilidad me envuelve cuándo miro sus ojos, la sensación de estar respirando mi hogar, de estar compartiendo íntimamente algún proverbio en mi mente y que sólo le dedico a ella.

Parece que la protección que es ella, es algo que yo también soy y puedo dar. Que la gracia de dar tanto amor, es algo que sé gracias a ella... y la fertilidad, un regalo más. Me reconozco más con su presencia, como cuándo una madre te recuerda que ella ha creado algo valioso, y que ese valor está en ti.

Decido levantarme, y, casualmente como si por mi visita mereciese algo de ella; un gato maulla. Con sigilo se acerca a mi cuerpo y me roza dándome la bienvenida, dándome su cariño; donando su seguridad.

- Te llamaré Bastet... -. Susurré a la vez que le di cobijo entre mis brazos. Ella también necesita un refugio, calor.

Texto escrito por: Ainoa Rodríguez Bravo
Aportación a la ''Convocatoria Juevera'' que organicé.




Muchísimas gracias a las personas que han participado. Quedáis más que invitados para leerlos, y seguir participando. Recordad en dejarme los enlaces en los comentarios para agregaros, gracias.








Noa

22 comentarios:

  1. Te mando mi enlace y un beso´.
    http://tracycorrecaminos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué curioso! las dos hemos coincidido en la Diosa Bastet,¿querrá eso decir algo?
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pocas civilizaciones antiguas nos han llegado a transmitir con tanta profundidad y misterio la magia de su idiosincrasia y sus mitos. Al menos para mí, los secretos guardados entre pirámides, sarcófagos y antiguas deidades tienen un particular atractivo que suele llamarnos a buscar conectarnos con ellos a través de la imaginación. En tu texto se logra percibir claramente el estilo de tu narrativa.
    Saludos jueveros!
    =D

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso como hay cosas inexplicable en la vida, como podemos sentirnos atraidos por algo y dejarnos llevar. Quizá ese gato estaba destinado a cruzarse en su camino.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Una experiencia mística totalmente en tu relato.

    Dulces besos Ainoa.

    ResponderEliminar
  7. ¡Que chulo el relato!
    Te sigo y seguiré leyendo los relatos que subas ^^
    Te he nominado a la iniciativa Libros Encadenados, te dejo el enlace para que puedas ver de qué va.
    https://solamenteuncapitulomas.blogspot.com.es/2016/08/libros-encadenados.html

    ResponderEliminar
  8. Soy una amante de los gatos, creo que son los animales perfectos... y la adoración que tenían los egipcianos con ellos es increible.
    Me encantó tu relato... y felicitaciones por esta primera (y espero no última) vez como organizadora de los Jueves.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Tiene tanta razón Neogeminis, en su comentario sobre tu relato.
    Pareciera que fue una señal el acercamiento de ese gato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Un gran relato, Noa. Con buen ritmo y bien hilado.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Esa sensación intima de estar en casa es sublime. Muy bien narrado y menor transmitido Ainoa! te mando un beso y gracias amable anfitriona

    ResponderEliminar
  12. Esa sensación intima de estar en casa es sublime. Muy bien narrado y menor transmitido Ainoa! te mando un beso y gracias amable anfitriona

    ResponderEliminar
  13. Va mi aporte

    http://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com.ar/2016/08/este-jueves-un-relato-egipto_12.html

    ResponderEliminar
  14. Ainoa: deje mi enlace: http://i-deariofertil.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  15. Te dejo el enlace de Censura Siglo XXI

    http://censurasigloxxi.blogspot.com.ar/2016/08/este-jueves-aventuras-en-egipto.html

    ResponderEliminar
  16. Has sabido plasmar la esencia de la diosa y la serenidad se palpa en tu relato.La aparición del gato ha sido un gran final para tu experiencia.
    Es una pena que la inspiración esta vez no me haya acompañado para poder participar, espero poder hacerlo en tu próxima convocatoria.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Ay, los gatos y ese enigma que siempre los envuelve... Por eso eran uno de los bichos más sagrados. Basset es un buen nombre para una gata... y lo que le hará ser en su personalidad. Te lo aseguro.

    Un placer haber participado pues llevaba ya unas semanas ausente.
    Un beso y nos vemos por estos lares :-)

    ResponderEliminar
  18. Te falta subir mi enlace y el de Censura Siglo XXI.
    Buen tema el que presentaste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Interesante tu relato, yo no siempre participo, como esta vez que estuve algo vaga para pensar.

    He mirado los enlaces de los participantes y no veo el de Dermiurgo que sí participó, parece que no te debes de haber dado cuenta de ponerlo.

    Un besazo, Noa.

    ResponderEliminar
  20. Interesante tu relato, yo no siempre participo, como esta vez que estuve algo vaga para pensar.

    He mirado los enlaces de los participantes y no veo el de Dermiurgo que sí participó, parece que no te debes de haber dado cuenta de ponerlo.

    Un besazo, Noa.

    ResponderEliminar
  21. Tampoco está el enlace de Censura SXXI Saludos

    ResponderEliminar