Se trata de saltar obstáculos, ¿no?

Me hicieron creer por unos instantes tus manos que podía tocarte, quererte, que las conversaciones que tenía contigo podían estar siendo reales. Por unos momentos de verdad, que pensaba que te sentías orgullosa de mí. Por un año, creo que he podido ver tu lado bueno; me has dejado ver una sonrisa consoladora. Esa sonrisa que, desde los años que existo, se estaba convirtiendo en mi éxtasis y adrenalina en éste último invierno de trabajo duro.

¿Qué soy yo sino una persona que piensa con los pies calientes en la Tierra? Pienso estar ardiendo desde mis plantas, de todo lo bueno y bondadoso que pille por mucho que me ataque la frialdad humana.
 Y sé, que mis esfuerzos por estar a su lado no los está viendo ahora, y a la vez sé de mí que a través de la guerra yo no me amarraré a una espada para herirle. Ella fue quién me dio la vida, y en sus manos está esa espada que posa sobre mi cuello para arrancarme la voz a su gusto. Adelante, que su voluntad haga lo que prefiera; seguir concediéndome la vida que crió en sus entrañas o intentar de arrebatármela. 

Que lo haga, si puede. Después de todo ha hecho de mí una mujer independiente que se sabe curar las heridas más graves desde la memoria, y sabré curar como una madre las heridas de mis hermanos si es preciso, sola.
Las palabras que empuñan mi pecho se consumen dentro de mí, noto como me deterioran, día a día cada recuerdo, cada insulto y humillación, pero también la voz que pretende apagar desde mi garganta gritará desde mis ojos, mi alma que seguirá luchando por todo lo que quiere mantener cerca; cuesten los años y la vida que cueste. 

Se dice que no habrá mariposa, si no hay narices de provocar el efecto de un cambio, y a mí me sobran motivos para darlo.

Texto: Ainoa Rodríguez Bravo






Noa

2 comentarios:

  1. q madurez escribiendo, no dejas de fliparme.
    increible
    besos

    NEW LOOK IN MY BLOG: “La Farola”
    http://www.showroomdegarde.blogspot.com.es/2014/09/la-farola.html

    ResponderEliminar
  2. La independencia es una buena ganancia, a pesar de todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar