Fuck them.


-Vale, ya está bien -.

¿Qué está pasando? En este mundo se está buscando cada vez más la desgracia del vecino que su acierto. Ya se tiene que pedir cita en el médico para poder encontrarnos en paz con nosotros mismos. No dejo de darle vueltas al malestar que hay ahora mismo, y de lo libres que creen ser algunas personas con una botella en la mano o otras jaulas; sí, son jaulas, ¡sólo es una libertad aparente y consumista!

Y en las redes sociales, parece que conviertan al ser humano en alguien con muy mala leche, un elemento de constante odio por lo que dice, comenta, por sus errores. Se infravaloran ideas, opciones y no, no hay que hacerlo. Cada conocimiento distinto de cada persona tiene un valor, existe una historia detrás que no debe ser criticada como una nota de examen, ¿qué juego es este de devaluar opiniones para subir de nivel? Aquí no nos contratan por opinar, por lo tanto pido ''respeto''. Y este mismo respeto pido a aquellos que roban sin piedad y aun hablan, perdiendo toda ética moral. Tengo que apagar siempre la TV para que se callen.
Escuchar a la política es como ver a un maltratador, el que jura y perjura un cambio, teniéndonos pendientes en el hilo de la necesidad, la dependencia. Y el maltratador no cambia, el maltratador te quita lo que te sujeta, te aísla, te humilla, te dicta, te golpea, te necesita para ser grande. Ese cambio dudo que se produzca, tener esperanzas y ilusionarnos producirá depresiones en un futuro tras ver que todo seguirá así, o peor. Así que, simplemente iros a la mierda. No quiero contaminarme más.

Voy a motivarme por salir adelante y nadie me va a decir lo contrario, haga lo que haga, estrese a quién estrese y les pesen mis palabras a quién les pese. Si os fatiga, quizá sea porque tenéis un problema en vuestro subconsciente, y no es mío. Así que, no me vacunéis con la bacteria de vuestro problema, como si yo la crease.
Enfrentad vuestros miedos cuando os sentís enfermos, solitos, porque yo estoy indispuesta a que me ataquen inmerecidamente cuando me afectáis. No os voy a mocar más.

Estoy ocupada con mis objetivos, con mis propios juicios sanos. Merezco divertirme, ser libre. Estoy muy ocupada con resucitar a la soñadora que siempre he sido. Muy ocupada para tener que estar dando explicaciones de por qué siento, pienso, digo y actúo.

''- Dijiste que no lo conseguiríamos -.
- Y luego el Karma, me empaló por decirlo -.
- Tienes razón, las personas no viven felices para siempre, ni siquiera hay un para siempre, ¿por qué íbamos a ser Derek y yo diferentes?-.
- Oye, ¿por qué te importa lo que yo piense?-.
- Porque eres mi persona. Y si voy a dar ese paso y sentirme plena, bien y a ser una empalagosa que vive con un chico, te necesito. Te necesito abordo, necesito que me animes, porque eres la única que me conoce, a fondo. Me conoces de verdad. Quiero que finjas que puedo con esto, aunque no te lo creas, porque si me abandonas ahora, jamás lo conseguiré y no viviré un felices para siempre y eso es...-.
- La vida-.
- Te lo estoy pidiendo por favor.
- Creo que Derek y tú, lograréis que funcione-.
- ¿Estás diciendo lo que quiero oír?-.
- Soy tu persona, estoy de tu lado-.

Érase una vez, ¿felices para siempre? Los cuentos son la materia de la que están hechos los sueños. Los cuentos, no se hacen realidad. La realidad es más tormentosa, más turbia, asusta más.'' 

Texto: Ainoa Rodríguez Bravo
Conversación: Meredith Grey y Yang.

¿Una canción?
Caring is creepy  - The Shins



Noa

5 comentarios:

  1. muy bonito...todos merecemos ser felices

    NEW OUTFIT IN THE BLOG: FOREVER...DEAN

    http://www.showroomdegarde.blogspot.com.es/2013/06/forever-dean.html

    ResponderEliminar
  2. aquel diálogo me encanta...! y pues sí los cuentos no se hacen realidad, pero podemos tener una realidad que funcione de cierto modo en base a nuestros sueños, nunca será perfecta, sólo habrán instantes de perfección, debemos hacer que duren un poco más esos instantes, y pues cuando todo vaya mal, y queramos mandar todo a la mierda, recordemos que esos momentos tampoco son eternos, te quiero guapa! un beso!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa Noa!! Como siempre, me siento muy identificada con tus palabras, además, si hay algo que me ha gustado de este texto es la metáfora de los políticos con un maltratador, nunca lo habría visto así pero has estado acertadísima. El dialógo del final es una preciosidad. Te echo de menos por mi blog, pero te leo siempre por Twitter. Un besazo preciosaa!

    ResponderEliminar
  5. Nos suelen contaminar más de lo seguido, pero por suerte el amor propio y el conocernos hace que no terminen por doblegarnos.

    Puteamos, maldecimos, y hasta lloramos... pero volvemos a respirar profundo y seguir. Sonreír aunque lo gris del mundo nos amargue, sonreír para no dejar que quede en el olvido tan bello gesto en nuestro rostro.

    Mientras haya personas como vos, o yo, u otras que no se dejen arrastrar por la maldad de muchas otras personas, no todo va a estar perdido. Y aunque cuesta ser optimista en estos tiempos, al leerte me nace una luz de optimismo porque sé que como vos, somos varios más.


    ..
    Mucho tiempo sin hablar vos y yo. Espero, más allá de estos desahogos necesarios, que estés bien :)
    Un beso Noa!!

    ResponderEliminar