Carta sin futuro.

















Camino por un pueblo pequeño, que se cubre de tan pocos y grandes recuerdos. Que poca importancia le di todo en su momento, por ese vacío, ese malestar que tenía en el pecho y esas ganas de ser libre. La libertad me costó un alto precio e ignoraba que estaba construyendo, yo misma mi propia cárcel mental. Aferrándome a ellos.

Subí unas escaleras y con la mente algo nublada reconocí ese portal. Llovía y ese recuerdo se hizo más vivo por ello. Me dirigí a ese lugar, entré, seguí caminando y observé aquella esquina del fondo. Me situé en esa parte, en ese rincón, me senté y cerré mis párpados.
Deseé en esos momentos abrirlos y encontrarte ahí, apunto de darme ese primer beso. Pero no estabas y el silencio, me dio tanto miedo que rompí a llorar, me quebraba en un llanto ahogado. Me asfixiaban aquellas imágenes de mi cabeza. Necesitaba escapar.
Desesperada, abrí mi mochila y saqué un folio, junto con esa linterna trasparente que uso para leer en las noches. La coloqué en el suelo y escribí, dejé que mi letra vagara por ese lugar blanco y explotó la tinta dando forma a las palabras.

Después de ello, pude sonreír. Dejé caer la causa de mis letras y abracé mis piernas mientras miraba atentamente la oscuridad. Comencé a echarte de menos, tanto, que planteé buscarte. Pero no tenía valor y menos creía tenerla después de un tiempo.

Situación de un: 07 de Mayo del 2010.


Noa

12 comentarios:

  1. Hola preciosa!!
    Que alegria verte por aqui.
    A veces o bueno en la mayoria, el futuro nunca se puede predecir, es algo que se vive dia a dia.Me gustó leerte
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el texto, guapaa!

    besos

    ResponderEliminar
  3. es precioso lo que has escrito.

    Ojalá detrás de ese camino encuentres tu sonrisa.

    Un beso"!

    ResponderEliminar
  4. Nunca dejes de sonreír. Por muy oscuros que sean nuestros pensamientos, nunca debemos dejar de mirar el momento con optimismo. Cuando la soledad amenaza con hundirnos en las profundidades de su tiniebla es momento para recordarla que nunca estamos solos, pues al menos, siempre nos tendremos a nosotros mismos. Ánimo, nunca dejes de seguir el camino de baldosas amarillas que nos lleva hasta nuestros sueños. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Este texto es precioso chica, me encanta, en serio, me encanta :)

    ResponderEliminar
  6. Precioso como siempre...espero que encontrases el camino para salir de la oscuridad..
    Mil besos

    ResponderEliminar
  7. La carta sin futuro, espero algun dia te animes y nos la muestres, y que bueno que te diste cuenta que ers sin futuro,
    Te extraño muchoo mujercita♥
    Espero estes bien, y nos regales una sonria queremos leerte!!!

    ResponderEliminar
  8. Triste pero precioso lo que has escrito, a mi me pasó algo parecido, pero yo no rompí a llorar, me alegré al ver ese chico inmaduro que era y al de unos años gracias a ello es lo que soy hoy día.:)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Es muy triste aunqe lindo...
    Me encanto, me identifiqe bastante:S
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. en esta carta expresaste muchas emociones, tanta tristeza y añoranza por lo que fue y ya no es...muy profundo y hermoso a la vez tu texto..segui asi! nos leemos n.n

    ResponderEliminar
  11. Noa! Gracias por preocuparte, encerio me hace muy bien que haya gente que a pesar que no conozca personalmente se preocupa por saber como estoy. M sentí muy identificada con la primer parte del texto, yo no valoraba demasiado lo que tenía solo por el echo de pensar que quería ser libre y ahora que lo soy extraño lo que antes tenía a mi alrededor. Beso grande linda, que andes bien :)

    ResponderEliminar