Entre vapores.



La mayoría de éstos días he estado en mi hogar, por algo tan sencillo como estar con fiebre. Y en sí, de 12 días que te conozco, 8 son los que me has hecho compañía.

Hoy, en cuanto diste al botón de desconectar porque tenías que ir a clase, me preparé un vaso de leche. Sentada en el sofá, abracé con mis manos el contorno del vaso, recibiendo calor. Entre mi destemplanza y el silencio, te eché de menos y interiormente grité una palabra que me es imposible decir ahora.
Me pregunté qué temperatura contiene tu piel e imaginé que la viveza que me hacía sentir esa calorina, sería la que me harías sentir tú entre tus brazos.


Noa

7 comentarios:

  1. Que lindo sentir eso, espero que salga todo bien con el. Un besito (:

    ResponderEliminar
  2. Hola Soy Anna.
    Gracias por pasar y seguirme.
    Yo tambien te sigo, me gusta tu blog.
    Besines

    ResponderEliminar
  3. La foto es preciosa, y el texto aún más.♥
    ¿Me sigues, por fi? <3

    ResponderEliminar
  4. Ya te ví, por fin xDDDDDDDDD
    Es que no me salías...Hahaha, pues nada, si te gusta mi música dime que te deje grupos pro aquí *-*

    ResponderEliminar
  5. Gracias por ti comentario. Yo también empiezo a seguirte. Tienes un blog muy inspirador. Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar