Así no.

He sentido tantas cosas de golpe, que ese golpe hace daño tras recordarte.

Pensar que fui con una persona feliz desde un principio hasta el final, me quema. Pensar que esa persona ha luchado por mí y yo... yo no pude respirar, no pude dar una respuesta y no dejaba de contradecirme.
Cuando me di cuenta tú ya no querías estar, no querías luchar y no me dejabas luchar.

Me pediste que te olvidase, que no lo intentase... . Lo conseguí, creí conseguirlo hasta que viniste y te uniste en mi camino; casualmente. Tengo que callar o puedo hacer daño e incluso puedo hacerme daño.

Respira, no te pongas nerviosa, resiste y canta. Canta, solamente concéntrate en cantar y comienza tu vida de cero.

Noa

6 comentarios:

  1. cuando estuviste a punto de olvidarte, volvió.
    En la vida hay muchos obstáculos, muchas cosas que uno quisiera que no pase, asi que tienes que "acostumbrarte" de cierta manera, resistir.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto de lejos he estado...

    ¿Sabes que te digo? Los caminos del señor son inescrutables. Soy agnóstica, pero no dejo de pensar en ello, y continuamente puedo verlo en muchas palabras de los demás.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonitas tus letras Noa,
    que estas fechas tan señaladas
    tengas una ¡feliz Navidad!.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que el sexo opuesto tiene un don, un don no muy amable, en el cual cuando sienten que no los extrañas, reaparecen en tu vida, de la nada, como si todo estuviera bien y nunca hubieran desaparecido. Suele pasar. Un beso grande dulce, y felicidades!

    ResponderEliminar
  5. Que lindo blog y que lindo escribes!
    Un beso desde www.miccaelaa.blogspot.com

    ResponderEliminar