Cuando habla tu sombra.

Es curioso como el alcohol se adueña de tu mente. Cuando ésto sucede, te es muy difícil no decir lo que piensas, aunque no es cierto que lo digas siempre todo.

A pesar de mi estado de hoy, aun hay cosas que en un fondo es difícil que lo pueda decir. Otras de ellas, salen solas, incontroláblemente.

Diría que estoy bien, pero sería una mentira imposible de decir en momentos como éstos. Tengo miedo de la salud de mi hermana. Sé que no toqué mucho éste tema, pero me preocupa que una niña de 2 años y 8 meses tenga que estar ingresada con una mascarilla para recibir oxígeno que le falta.
Normalmente no escribiría tan objetivamente y tampoco tan clara, diría ''ella'' en vez de ''hermana'', por el simple echo de atraer a la menos posible gente. Pero, ésta vez haré una propia excepción. Puesto que en realidad no me importan que se interesen ciertos interesados, mucho menos sus comentarios.

Agobiada, acojonada, abandonada, criticada. Cuatro adjetivos que destacan lo que siento, dejando de lado otros cuantos más, que ahora mismo me es difícil identificar; realmente nombré pocos.
Es ridículo que intentemos comprender tanto el presente, si el futuro es un presente ahora.

No te saca de mi mente ni ésta sustancia. Por cierto, creo que me miento a mí misma cuando digo que no te necesitaría.

Noa

1 comentario: