Paciencia.




Él lo hace por tu bien, solo quiere arreglar esa amistad que tu amigo rompió. Pero por desgracia, estás demasiado agotada, y los golpes ya te asfixian.




En el fondo quieres agradecer el intento de repararlo todo, es solo que; sobrepasó el límite de la paciencia y sientes el miedo cada vez más latente.


Te enfadas, y solo porque estás preocupada...

Noa

4 comentarios:

  1. Te entiendo. Yo siento demasiadadas veces eso con amigas, es horrible. Tienes la sensación de ser la mala por no querer arreglarlo, pero es que realmente todo tiene su límite y no puedes estar jugando continuamente a pasarlo sin que haya consecuencias reales.

    Aún así te diré que "nunca es tarde si la dicha es buena"

    ResponderEliminar
  2. Cuando llega ese límite es mejor dejar que el tiempo pase. Será que no estábais echas para ser tan amigas.. :(

    ResponderEliminar