900 segundos.

5 minutos antes de sonar la melodía de tu móvil y que te despierte, ya estás despierta. Tortura maligna del tiempo; éste hace lo que quiere, en los sueños corre y en lo denso, cuando estás sin él, pretende joderte y le da por ir lento. 10 minutos. En ese tiempo, aproximádamente, él tocará tu timbre; bajarás y abrirás esa puerta que te lleva a la felicidad, a sus brazos.
¿Y acaso hace falta algo más en cuanto abres tus ojos?.


¿BLACKBOARD?.

¡BLACKBOARD!. Corred, temed ...


Se va a cagar la mona.

Noa

4 comentarios:

  1. dios este textoo..me ha llegado muchisiimo (:
    me recuerda tanto a mi pasado..cuando el venia a buscarme a mi portal a las 8 de la mañana(L) aiins..que boniitoo !! ^^
    por ciierto como no te seguia yo a ti antes?? :O
    matameee !!matame por dioos por no seguir un blog tan bueno commo el tuyooo !! :O
    jajaja (: muchas gracias por tenerme en tu lista cariño que tambien lo acabo de ver (L)
    Un besazo :D
    y gracias tambn por tu comentario*_*

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho el texto que tienes como principal. Está súper genial ♥
    Te sigo!!

    ResponderEliminar
  3. Odio cuando pasa eso, lo peor es que soy de las que intenta dormir esos cinco minutos.

    Ahora, miremos el lado positivo, tienes cinco minutos para pensar en lo maravilloso que será estar dentro de diez con él ¿no te parece? (que optimista me he vuelto xDD)

    ResponderEliminar
  4. Cinco minutos parece poco, pero si dices 900 solo oir el número..... :)

    ResponderEliminar