Y sigo pensando que en tu mente ocultas algo; que no dices tal vez por miedo o por timidez.


No tengas miedo, aceptaré todo lo que hay en esa cabecita y trataré de sacar ese humor que pueda tener para que te resulte más fácil. Un alivio.

Te quiero, te amo. Amo y quiero a tus defectos virtuosos; pero más a esos pensamientos defectuosos.

Faulty words.


Si supieras la frutración que esto me causa. . .

Noa

2 comentarios:

  1. En eso reside el amor ¿no? en que incluso lo poco tolerable para los demás, a nosotros nos parezca encantador.

    ResponderEliminar